El centro en la periferialas competencias y actividades de los gobernadores romanos en las provincias hispanas durante el Principado (27 a.C.-235 d.C.)

  1. OLMO LOPEZ, RUBEN
Supervised by:
  1. Estela Beatriz García Fernández Director
  2. Dario Mantovani Director
  3. Pedro Manuel López Barja de Quiroga Director

Defence university: Universidad Complutense de Madrid

Fecha de defensa: 15 January 2016

Committee:
  1. Julio Mangas Manjarrés Chair
  2. José-Domingo Rodríguez Martín Secretary
  3. Javier Andreu Pintado Committee member
  4. Elena Torregaray Pagola Committee member
  5. Sabine Panzram Committee member

Type: Thesis

Teseo: 142215 DIALNET

Abstract

Esta tesis doctoral analiza el poder de intervención y la influencia que tuvieron en los asuntos de las comunidades locales y en la vida de la población provincial los senadores que gobernaron las provincias de Hispania durante el Principado. En virtud de su imperium y de su iurisdictio superior, así como de su status social y su relación privilegiada con el emperador, los gobernadores de rango senatorial eran los más importantes men on the spot que el poder central enviaba a las provincias. Sin embargo, han sido escasos los estudios dedicados específicamente a ellos, condicionados, además, por una perspectiva ¿macro¿ que ha generado una imagen demasiado difusa de ellos. Además, la historiografía ha prestado especial atención a las provincias orientales ¿por ser más numerosas las noticias acerca de ellas¿, desatendiendo al Occidente. Este estudio pretende cubrir ese vacío y, para ello, Hispania se revela como un marco geográfico especialmente apropiado: presenta durante este período dos provincias imperiales ¿la Hispania Citerior y la Lusitania¿ y una proconsular ¿la Bética¿, lo que permite comparar las actividades de los dos tipos diferentes de gobernadores de rango senatorial, los legati Augusti pro praetore y los procónsules. Asimismo, en la península existen importantes contrastes entre sus regiones en lo que se refiere a su grado de integración en el marco cívico y jurídico romano en un período crucial como el del Principado, en el que Roma superó la mera dominación militar y sustentó la perduración de su imperio en la integración social y política de las élites provinciales. Así pues, analizamos, por un lado, el grado de intervencionismo de los gobernadores en los municipios y colonias de Hispania, y, por otro, la influencia que las actividades oficiales y privadas de los gobernadores tuvieron en el proceso de romanización de las comunidades peregrinas, deteniéndonos especialmente en el caso del Noroeste. La metodología se basa en la combinación de las diversas fuentes de que disponemos ¿literarias, jurídicas, epigráficas, numismáticas¿ y parte no sólo de la importante historiografía dedicada a la administración provincial desde Theodor Mommsen, sino también de la teoría política dedicada a los imperios y, en particular, a las relaciones centro-periferia que los caracterizaron. La tesis se divide en tres grandes partes: La primera está dedicada a la jurisdicción penal y la no criminal de los gobernadores (partiendo de la epigrafía jurídica hispana, en particular de las leyes municipales flavias de la Bética) y su poder coercitivo (ius gladii y poder militar, en concreto del gobernador de la Citerior). La segunda versa sobre lo que hemos denominado la ¿tutela del sistema municipal¿ ejercida por los gobernadores, manifiesta en su revisión de las finanzas municipales, su supervisión y promoción de las obras públicas su intervención en las acuñaciones monetarias, en la recaudación de los tributos y en la elaboración del censo y, finalmente, por su responsabilidad en la ordenación territorial. La tercera aborda el papel jugado por los gobernadores de las provincias hispanas en el establecimiento y organización del culto imperial provincial ¿cuyas primera manifestaciones se dieron en el Noroeste¿ y en otros actos de fidelidad hacia el emperador y su familia realizados por los habitantes de la provincia ¿como ius iuranda y otros homenajes públicos¿. Un último capítulo trata las relaciones personales de los gobernadores con las élites a través de la institución del patronato. Este análisis ha revelado que los gobernadores de Hispania intervinieron decisivamente en la implantación del marco cívico de convivencia de cuño romano, en la conformación de la sociedad provincial, en el sostenimiento de los municipios y colonias (cuya autonomía era tutelada) y en la consolidación del régimen del Principado en sus provincias, siendo una pieza clave de las relaciones entre el poder imperial y las élites locales.