The transparency of belief and the first-person perpective

  1. Lopez Campillo, Jesus
Dirixida por:
  1. Ángel María García Rodríguez Director

Universidade de defensa: Universidad de Murcia

Fecha de defensa: 30 de outubro de 2020

Tribunal:
  1. Luis Manuel Valdés Villanueva Presidente
  2. María José Alcaraz León Secretario/a
  3. Andy Hamilton Vogal

Tipo: Tese

Resumo

El principal argumento de esta tesis doctoral muestra que es posible ofrecer la mejor explicación del autoengaño y de la paradoja de Moore desde la concepción expresivista-conductual de la Transparencia. La Transparencia de la creencia consiste en el hecho de que la pregunta "¿Crees que p?" es algunas veces contestada de la misma forma que la pregunta "¿Es p el caso?" (de modo que la primera es "transparente" a la segunda). Las explicaciones epistémicas de la Transparencia consideran que "¿Crees que p?" pregunta siempre por la creencia p del sujeto y que es contestada algunas veces de la misma forma que la pregunta "¿Es p el caso?" por el procedimiento de formación de creencias de primera persona responsable del autoconocimiento. Por el contrario, la explicación expresivista-conductual de la Transparencia considera que "¿Crees que p?" puede ser lanzada en un sentido deliberativo o autoadscriptivo. En el primer caso, "¿Crees que p?" pregunta sobre el hecho p y es contestada de la misma forma que la pregunta "¿Es p el caso?" porque es contestada con un juicio sobre p que es un episodio expresivo de la creencia p. En el segundo caso, "¿Crees que p?" pregunta por mi creencia p y es contestada de forma distinta a la pregunta "¿Es p el caso?" porque es contestada por autoinspección sobre la base de evidencia sobre mis estados mentales. Contra las explicaciones epistémicas de la Transparencia, la explicación expresivista-conductual afirma que el autoconocimiento puede ser entendido de una forma epistémica o no-epistémica. El autoconocimiento en sentido epistémico (i.e., creencia verdadera y justificada) es un fenómeno de tercera persona derivado de la autoinspección. Mientras que el autoconocimiento de primera persona es un fenómeno expresivo porque es un asunto de expresión autoconsciente. Los sujetos autoengañados manifiestan un conflicto irracional entre lo que dicen con sinceridad (ej., "Creo que estoy sano") y cómo actúan (ej., evitan ir al médico o hablar de temas de salud). Ha sido afirmado que el autoengaño se explica porque el sujeto tiene la intención de engañarse a sí mismo, porque el sujeto se forma una creencia motivacionalmente sesgada, por un fallo epistémico en el proceso de autoconocimiento de primera persona, y por un estado mental sui generis. En esta tesis doctoral, se argumenta que el autoengaño puede ser explicado por la concepción expresivista-conductual de la Transparencia afirmando que el autoengaño es un estado mental sui generis que conlleva falta de autoconocimiento expresivo de primera persona (pues es imposible de expresar autoconscientemente) y dificultades para adquirir autoconocimiento epistémico de tercera persona (pues puede ser fácilmente confundido por estados mentales conscientes; ej., creencia, deseo o intención). La paradoja de Moore surge porque las oraciones "p, pero no creo que p" y "p, pero creo que no-p" son irracionales de afirmar a pesar de que pueden ser verdaderas. Ha sido argumentado que la paradoja de Moore surge porque esas oraciones carecen de condiciones de aserción apropiadas, porque su aserción conlleva algún tipo de inconsistencia psicológica, porque su aserción conlleva un error epistémico en el proceso responsable del autoconocimiento de primera persona, y porque su aserción conlleva algún tipo de contradicción encubierta. En esta tesis doctoral, se argumenta que la paradoja de Moore puede ser explicada desde la concepción expresivista-conductual de la Transparencia de la siguiente forma. Cuando las oraciones "p, pero no creo que p" y "p, pero creo que no-p" son emitidas desde la perspectiva deliberativa de primera persona, son contradictorias e irracionales de afirmar. Y cuando son emitidas desde la perspectiva autoinspectiva de la tercera persona, tienen condiciones de verdad posibles y no son irracionales de afirmar.