El herbario JBAG -LAINZsignificación fitogeográfica e histórica y evaluación crítica de los táxones nuevos y las combinaciones nomenclaturales basadas en sus materiales

  1. Carlón Ruiz, Luis
Supervised by:
  1. Tomás Emilio Díaz González Director

Defence university: Universidad de Oviedo

Fecha de defensa: 21 March 2014

Committee:
  1. Luis Villar Pérez Chair
  2. María de los Angeles Fernández Casado Secretary
  3. Antonio Isacio González Bueno Committee member

Type: Thesis

Teseo: 358875 DIALNET lock_openRUO editor

Abstract

El padre Manuel Laínz Gallo, Societatis Jesu, n. 1923, se cuenta entre las figuras más destacadas de la Botánica española de la segunda mitad del siglo XX por sus aportaciones al conocimiento de la flora del noroeste de España en los planos corológico, taxonómico, nomenclatural e histórico, así como por haber asesorado en estos campos y en el bibliográfico y lingüístico a muchos otros botánicos españoles y a obras colectivas de toda Europa. Tanto las contribuciones concretas que figuran en sus publicaciones como otras de tipo básico, infraestructural, se hacen realidad material en el herbario del jesuita, en su biblioteca anotada y en su epistolario. La primera parte de esta memoria describe este conjunto documental haciendo especial hincapié en su componente más singular, el herbario JBAG-Laínz, compuesto por unos 40.000 pliegos de entre los que un 30 % corresponden a la colección personal del químico botanófilo belga Édouard Leroy. Aunque predominan netamente las recolecciones del noroeste español ¿escenario del grueso de las herborizaciones personales de Laínz y Leroy¿, el herbario ¿merced a los intercambios puestos en marcha por sus artífices¿ contiene una representación mayor o menor de en torno al 90 % de las especies ibéricas, así como muchas muestras extraibéricas relevantes. Los datos informatizados de las etiquetas nos permiten dibujar una imagen fiel del origen geográfico de las muestras de la colección y de las vías por las que acabaron arribando a ella. Se ofrecen asimismo detalles acerca del estado de conservación del herbario y las tareas de consolidación y revisión de sus fondos que se han llevado a cabo. La segunda parte describe la génesis de este conjunto documental y de la obra científica a la que sirve de soporte, poniéndola en relación con la trayectoria personal de Laínz, con las relaciones científicas que estableció y con las circunstancias sociopolíticas que le rodearon. Por su actitud investigadora y por su contexto histórico, el botánico jesuita se revela como un muy útil hilo conductor para analizar el impacto que, a lo largo de la segunda mitad del siglo XX, tuvieron sobre el progreso en el conocimiento de la flora vascular española ciertos avances técnicos y téoricos en el estudio taxonómico, así como viejos y nuevos conflictos entre el estudio de organismos y el de comunidades, entre los ámbitos oficiales e independientes de investigación, entre las obras de aportación positiva y las de síntesis y entre la objetividad científica y ciertas e insoslayables componentes emocionales. Como rasgos esenciales del programa de investigación de Laínz deben destacarse a) su interés por basar sus determinaciones en fuentes ¿materiales y bibliográficas¿ originales, lo que logró mediante viajes de documentación y una amplia actividad corresponsal, y b) su habilidad para movilizar equipos de botánicos no profesionales que contribuyen a la exploración del territorio. Descrito ya su soporte material y el modo y las circunstancias históricas en las que fue concebida, la obra científica de Laínz es objeto de análisis en la última parte de esta memoria. Hemos entendido que las aportaciones corológicas emanan de manera casi inmediata de las publicaciones de Laínz y del catálogo de su herbario, y que son las taxonómicas y nomenclaturales las más necesitadas de una catalogación crítica como la que se ofrece: a cada nombre formalizado por Laínz se le hace corresponder el que consideramos correcto para su ejemplar tipo, más una lista detallada de todos los materiales del herbario que corresponden al taxon aceptado (2.300 pliegos en total), un comentario que justifica la decisión taxonómica adoptada, una lista de los pasajes de las obras de Laínz que aluden a la planta en cuestión y, en el caso de las novedades taxonómicas, una imagen del tipo nomenclatural. Como resultado de esta revisión se ha visto la necesidad de proponer 13 combinaciones nuevas.